En esta entrada te vamos a explicar por qué las mejores guarderías en Esplugues de Llobregat cuentan entre sus instalaciones con una piscina donde impartir cursos de natación infantil.

La ventaja primordial es que supone una de las muchas medidas de seguridad que hay que tomar para evitar el ahogamiento los más pequeños de la casa, especialmente si vives en una casa con piscina privada. Pero existen otros beneficios muy importantes que son bien conocidos por los profesionales de las mejores guarderías en Esplugues de Llobregat.

El aprendizaje en sí es efectivo a partir de los tres años, si bien es conveniente comenzar antes para que el niño se familiarice con el medio acuático, fomentando el estímulo del reflejo glótico (que evita la aspiración de agua).

Cuando los niños practican la natación, están realizando un ejercicio aeróbico y usando todos y cada uno de sus músculos.

Si realizan este completo deporte de forma regular, los factores de riesgo de futuras enfermedades cardiovasculares se reducen notablemente.

La natación previene la obesidad. El aumento de la obesidad infantil es preocupante y el 80 % de niños que actualmente tienen sobrepeso serán obesos al alcanzar la edad adulta.

Otro problema infantil en la actualidad que no tiene el por qué estar ligado con la obesidad es la alta concentración de colesterol en sangre, según los últimos estudios. Estos se reducen con la práctica regular de natación.

Aumenta la capacidad pulmonar y la resistencia del músculo cardíaco. Mejora la coordinación, la flexibilidad, la agilidad y la fuerza muscular.

Reduce la necesidad de insulina de los niños diabéticos, ya que la práctica de ejercicio aeróbico reduce los niveles de glucosa en sangre.

Favorece la socialización y, al usar todos el traje de baño, fomenta la aceptación de la propia imagen y el respeto hacia los demás.

Desde nuestra guardería, Llar d'infants Petits Gegants, esperamos que esta información te resulte útil.